El CPC o Coste Por Clic es una modalidad de contratación publicitaria en el que el anunciante paga al buscador que distribuye su anuncio cada vez que un usuario hace clic o pincha sobre ese anuncio, y es redireccionado a su web.



El precio del CPC varía según la demanda de la palabra clave, es decir, los anunciantes, contratan que sus anuncios aparezcan cuando un usuario realice una búsqueda de una determinada palabra clave.

Es la modalidad más conocida por todos, por ejemplo, si alguna vez has trabajado con Adsense, sabrás lo que es, y si no, te muestro esta captura realizada desde mi cuenta Adsense.





En el caso de la captura que os enseño, se muestra el CPC medio, es decir que si sumamos todos los clics (852 en mi caso) y los dividimos entre el beneficio que hemos obtenido (71,44€ en mi caso) obtenemos una ganancia por cada clic de 0,08€ como vemos en la imagen, lo cuál no quiere decir que todos los clics nos aporten ese dinero.